Bestiario Estudiantil a la carga (mis valientes)

Hacía tiempo que no publicaba una edición de este Bestiario Estudiantil. Debe quedar claro que disfruto mucho de estar con los alumnos y que en conversaciones con ellos me enriquezco con sus ocurrencias y sus maneras descontracturadas (a veces no tanto).
Pero la chinche que me agarro corrigiendo hace que tome algunas frases increíbles y las publique en defensa propia. Siempre respetando la identidad reservada de los autores y avisándoles que están pasando al estrellato o la posteridad. Estas joyitas corresponden a los últimos meses.

  • La Escuela de Frankfurt era una escuela llena de antropólogos, psicólogos, críticos de arte, filósofos, etc. (Sí, estaba llena de eso)
  • Inustria cultural: La tecnología hizo que se mandan mensajes para el bien de la humanidad ¡Qué lindo que los medios de comunicación sean tan, pero tan buenitos!
  • Alumno: "El cine policial es un género en el que tiene en el centro una investigación policial o no" clarito
  • Alumna:"consumision periodistica: Se encarga de redactar textos con notas anualmente y por lo menos 24 consumisiones anuales". ???????? Entrada para ver a Damas Gratis con 24 consumisiones
  • Derecho a réplica: "El medio tiene que ceder el mismo espacio que utilizó para 'basurearme' para que yo me defienda" Alumno dixit
  • "El derecho a réplica es el derecho a copiar información de los medios, de la prensa" ¡Hermoso! 
  • "Mujer en una cocina haciendo sanguches" Digan que era para describir la imagen y no era el diálogo de una obra del grotesco
  • "cubismo sintético: se realizan con formas geométricas, pero con papelitos que hacen distinta la obra" Picasso era el rey de la tijerita y el papel glacé
  • "En esta película se ve cómo el sonido se fue adaptando de manera lenta y repentina al mundo cinematográfico" oximoron de alumna
  • "El periodismo cultural elitista se dirige a una cultura más refinada por un grupo minorista" El grupo mayorista no sabe si poner la cultura en cajas o en bolsas para llevarla en el camión de distribución
  • Alumno: "¿En que año fue el mundial de Argentina?" Que no sepa investigación periodistica, vaya y pase. ¡Pero el mundial...!
  • "Funciones de un crítico de cine: (...) Presumir de su profesión de critico".
  • "Los periodistas pueden acreditarse en eventos púvicos." Así. Con V
  • Profesor explica: Fotografía viene de "foton" ¿A qué les suena? Alumna: "A mi me suena a un puff" (se refiere a un futon)
Otras ediciones del Bestiario:

Amigos: Gente necesaria

Te dedico, amigo, este poema hermoso que habla de ser amigo. Un enorme Gracias por estar

Gente necesaria

Hay gente que con solo decir una palabra
Enciende la ilusión y los rosales.
Que con solo sonreír entre los ojos
Nos invita a viajar por otras zonas,
nos hace recorrer toda la magia.
 

Hay gente que con solo dar la mano
Rompe la soledad, pone la mesa,
Sirve el puchero, coloca las guirnaldas,
 

Que con solo empuñar una guitarra
Hace una sinfonía de entrecasa.
 

Hay gente que con solo abrir la boca
Llega hasta los límites del alma,
Alimenta una flor, inventa sueños,
Hace cantar el vino en las tinajas
Y se queda después como si nada
 

Y uno se va de novio con la vida,
Desterrando una muerte solitaria,
Pues sabe que a la vuelta de la esquina
Hay gente que es así... tan necesaria.

De Hamlet Lima Quintana

Los docentes debemos trabajar en vacaciones de invierno

La reciente resolución de la Provincia de Buenos Aires de hacer trabajar a los docentes en el receso escolar de invierno es acertada por las razones que daré a continuación. Pero no te quedes con lo que digo al principio porque es la introducción de lo que quiero dejar bien claro como docente que soy desde hace 27 años.

Las llamadas "Vacaciones de invierno", son en realidad un receso. Es decir que si bien los alumnos no van a clases, las horas se pagan igual y por lo tanto estamos a disponibilidad de la institución en la que trabajamos y pueden darnos tareas en relación a nuestro trabajo.
Lo dicho se apoya en dos principios antiguos que ya podemos encontrar en la Biblia
  • El que no trabaja que no coma (1)
  • El obrero es digno de su salario (2)
Ahora bien. Pongamos todas las cartas sobre la mesa para extender estos principios a toda la tarea docente para dotar de coherencia a todo el sistema:
Si se pide que el docente concurra a la escuela porque se le paga entonces estarán de acuerdo en que se paguen cada una de las horas que usamos en corregir pruebas, trabajos prácticos, y demás. También las horas que usamos para preparar clases, para desarrollar proyectos extracurriculares, asistir a jornadas en horarios que no son los nuestros, y algunas actividades más.
Esto tendría una ventaja adicional. Muchos de nosotros tendríamos que tomar menos horas de clases para que el sueldo sea digno y más profesores y maestros (más jóvenes) podrían entrar al mercado laboral reduciendo el desempleo. Sería genial.
Recuerdo que, de más joven, llegué a trabajar en cinco colegios a la vez. Inhumano.

De paso, podríamos hablar del tema de las jubilaciones docentes. No muchos saben que los docentes aportamos un porcentaje mayor de nuestro sueldo como descuento jubilatorio. Ni que muchos de los componentes del sueldo son no remunerativos.
Tampoco se sabe que si un docente de provincia de Buenos Aires que trabaja en dos niveles (primario y secudario, por ejemplo) se puede jubilar solo por un nivel y un porcentaje del otro.
No obstante, el sistema perverso que tenemos obliga a los que están cerca de la edad a acrecentar horas para que la jubilación se aleje de la línea de la pobreza. Como consecuencia, muchos alumnos deben soportar docentes mayores (con poca paciencia, desactualizados, cansados) que con la cantidad de trabajo que tienen no pueden dar bien sus clases y que suelen tener problemas de salud (conozco casos en que casi han perdido la vida).
No importa que uno se haya deslomado durante veinte años porque solo importará lo que haya cobrado en los últimos años, desgastado e impotente ante la ley.


Todo lo que digo lo conozco de primera mano. Mi esposa y yo somos docentes y nuestra familia lleva ya tres generaciones de docentes. Lo digo porque estoy cansado de decisiones y declaraciones de personas que no han pisado un aula pero que con buenos sueldos deciden sobre nuestra tarea.
Si ponemos en claro cómo son las reglas del juego, creo que sería justo que los docentes trabajemos durante las vacaciones de invierno. Entre tanto, sugiero que el gobierno deje de amenazar como capataz y se ponga en contacto con quienes día a día servimos a la Patria en la aulas.


Darío Acosta
(1) 2° Tesalonicenses 3:10
(2) Ev. Lucas 10:7

Mi encuentro con el Presidente - Una crónica

Como es la costumbre, me llamaron a último momento para hacer una reparación urgente pero que ya llevaba una semana sin arreglarse.
La casa de gobierno es un edificio majestuoso con detalles de lujo pero centenaria. Si bien toda la construcción es de primera calidad, el tiempo herrumbra y afloja cualquier estructura.
Lo cierto es que entré cumpliendo con todas las medidas de seguridad pertinentes para tan importante lugar y me dispuse a trabajar arreglando este primerísimo baño que detenta el honor de sostener las más poderosas asentaderas del país.
El trabajo era de rutina, pero el detalle que lo cambiaba todo es que el mismísimo Presidente de la República se encontraba allí, trabajando en su oficina, junto al recinto de servicio en el que me encontraba yo, en cuclillas urgando entre tuercas y flexibles buscando una pérdida de agua.
Debo confesar que estaba un poco nervioso, en especial cuando entró al cuarto de baño a refrescarse y arreglarse la corbata (¿me pongo de pie?)
-¿Mucho trabajo?- dijo sin dejar de mirar el espejo.
-Depende del lugar de la pérdida, señor
-Ojalá lo solucione pronto, amigo
Seguí trabajando, pero me sentía extraño. La primera vez que un presidente me dirigía la palabra, no sabía cómo reaccionar.
En eso una ráfaga de aire pasó por una pequeña ventana con tal violencia que tiró de la puerta del baño y la azotó contra la cerradura. Sonó con la fuerza de un trueno.
El susto nos puso rígidos, pero el Presidente sonrió y se dirigió a la puerta. Al intentar abrir descubrimos que estaba trabada. Con la palma de su mano golpeó fuerte llamando
-¡Norberto! ¡Abra que se trabó! - con voz enérgica. Nadie respondió
-Ya va a venir alguien - dije con ánimo tranquilo.
-Eso espero. Hace un rato hice salir a todos y pedí que no me molestaran ¿no tiene algo ahí para abrir?
Busqué en mi caja de herramientas y traté de abrir con un destornillador y con unos alambres, pero yo no tengo la habilidad de los de las películas que abren con una tarjeta de crédito. 
-Vamos a tener que esperar- le dije. Puso cara de fastidio.

Pasó un rato y no había sonido alguno que delatara la presencia de otros empleados. Entonces, respiré hondo, tomé coraje y le hablé.
-¿Le puedo hacer una pregunta? Tengo una curiosidad
-¡Sí, cómo no!
-Cuando ustedes ganan una elección, ¿qué festejan? porque están agarrando una papa caliente. No entiendo
-Es que es un logro para el país. Es el triunfo de la democracia.
-Sí, pero igual. ¿Por qué sonríen? Si tienen que arreglar cosas que no se arreglan nunca. Van a discutir con poderosos, van  a tomar medidas que no le gustan a nadie...
-¡Cómo que no! Las cosas están cambiando. Además queremos que todos estén mejor.- Usando el mismo todo de la campaña electoral
Me quedé en silencio pensando en mi historia familiar. Trabajadores de oficio que siempre estaban sorprendiéndose por los rumbos que tomaba el país. 
Mi abuelo era empleado cuando éramos la séptima potencia del mundo pero con un suelgo de la potencia 70°. Generalmente salimos perdiendo de todas las debacles y nos las arreglamos para apechugar las crisis haciendo malabares con pesos, patacones, Lecop, Lecor, tickets de trueque y demás. Siempre chamuscados por los incendios.

Miré al Presidente que cada vez estaba más fastidioso. Miraba su reloj a cada rato y se daba palmaditas en los muslos para descargar la rabia.
-No se impaciente- le dije -ya va a llegar alguien.
-¡No me gusta que me hagan esperar! Tengo muchas obligaciones y tengo que llevarle a mi hijito un regalo que le prometí.
-¿Algún juguete?
-No, mejor: Un viaje a Eurodisney. Hace tiempo que me lo pide , bueno, ya sabe cómo son los hijos.
-¡Claro!
-¿Usted conoce París?
-No. Una vez fui a Colonia. Con un Groupon. Muy lindo, muy antiguo. ¿Y es muy caro? digo, lo de Disney
-Mas o menos. Una empresa la invitó a mi esposa a una charla y yo aprovecho que tengo que ir por un congreso económico. Pero nada que no se pueda pagar.
-¡Ah! A mí nunca se me dan esas ventajas. Bueno sí. Tengo un cuñado que tiene una casita en San Clemente y me la presta. Pero de Europa, ni hablar.
Me pareció que ya no me escuchaba. Estaba inquieto. 
-¿Se siente bien?
Se sobresaltó con la pregunta que lo devolvió al baño que nos mantenía en suspenso del mundo.
-Sí. Pasa que estamos tomando unas medidas grandes que esperamos que traigan grandes cambios al país. Que sea beneficioso para todos y todas.
-¿Van a subir los salarios?
-No. Son subsidios para el campo para que puedan tener mejor rendimiento. Y ya sabe. Si al campo le va bien, nos va bien a todos.
-!Pero yo no tengo campo!
-No se preocupe, mi amigo, ya va a ver el rumbo que toma la economía.
-Pero ya antes lo hicieron y se fue todo al tacho. 
-Ese fue el gobierno anterior, que hizo desastres y nos dejaron una herencia pesada. Con nosotros va a ser distinto.
-Todos los gobiernos dicen lo mismo y se quejan del gobierno anterior ¿Quién los entiende? Y si hacen lo mismo, ¿por qué va a ser distinto?- le dije medio enojado.
-¡Hay que tener esperanza!- dijo, levantando ambos brazos como si estuviera en el balcón. 
Luego siguió como si hubiera una cámara de televisión.
-Nuestra nueva gestión va a trabajar con transparencia, asegurando que todos los ciudadanos sean más felices.
-Mire que conozco más de un concejal que en diez meses nomás la juntó con pala y se fue mudó para hacerse una casa en un barrio cerrado. ¡y de la policía! tengo miedo hasta de hablar porque en el barrio todos nos conocemos y sabemos dónde se hace cada matufia. Y la cana está a la vuelta y no hace nada ¡todos lo sabemos!
-Mi amigo algo está por cambiar, algo bueno está por venir. Tenga fe- dijo mirando al espejo
En eso se escuharon ruidos del despacho presidencial y con una vuelta de llave lograron abrir la puerta y rescatarnos de este encuentro.
-Norberto, dele a este hombre, representante de la gente, un café y una caja de navidad para su familia- dio media vuelta y salió del despacho.
Me di vuelta y vi que todavía estaba la pérdida. La arreglé y me fui, sin la caja, porque a Norberto no lo encontré en ningún lado.

Aclaraciones
Esta pequeña historia ficticia es una fantasía que tengo, hace tiempo, de hablar cara a cara con los gobernantes y hacerles preguntas de este tipo para ver qué responden. No estoy pensando en este presidente o los anteriores sino en todos, porque el denominador común es un tipo de discurso hecho a medida y acciones que siempre dejan a los más débiles en el lugar del dolor y las pérdidas.
Hay muchas otras preguntas para hacerles pero el espacio no permite tanta extensión. 
Quiera Dios que un día podamos tener gobernantes que puedan dar la cara y hablar sin tapujos con las personas que los votamos y de quienes son mandatarios. A nosotros se nos deben.

Michetti canta Gilda: Los símbolos populares apropiados

"Descifrar los signos del mundo quiere decir siempre
 luchar contra cierta inocencia de los objetos"
Roland Barthes

Asistimos a un nuevo hecho histórico, como lo es cada asunción presidencial. Mauricio Macri es el nuevo presidente de los argentinos.
La ceremonia de traspaso y la plaza suponen una fiesta para los que conocemos algo de semiología, es decir, el estudio de los signos y de cómo se forman los sentidos o significados en nuestra sociedad.
Habrás notado, querido lector/a, que esta fiesta o ceremonia fue leída de maneras opuestas, según quién la comentaba o daba su opinión. En tus cuentas de redes sociales seguramente habrás notado las diferencias. Como ves, hay más de una manera de mirar los hechos de la realidad.
Dejemos de lado, las ropas de los asistentes, los personajes famosos que aparecieron, los globos, los peinados, las canciones... También dejemos de lado, la cantidad de gente en la plaza, los carteles, las clases sociales representadas, la ausencia de "descamisados", de bombos, de piqueteros.

¿De quién es Gilda?
Me quiero detener en un solo hecho que llamó la atención y derivó en unos cuantos comentarios (por supuesto, opuestos entre sí) que es la sonorización por altoparlantes de la canción "No me arrepiento de este amor", de la cantante Gilda. Hay que sumar la interpretación por micrófono de la Vice Presidente Michetti, que mostró conocer bien la letra.
Gilda, como muchos recordarán, fue una cantante popular de gran masividad que logró llegar a la cima del reconocimiento por su trágica muerte, que la elevó al status de cuasi "santa". El caso es que las clases populares la inmortalizaron creando un culto, con santuario y todo, en el que muchas personas se acercan a entregar ofrendas y hacer pedidos a la cantante que adquirió fama de milagrera, también.

Gilda fue uno de los exponentes de toda la movida de ritmos tropicales que salieron a la luz de los medios masivos en los 90. Esto daba cuenta de prácticas culturales populares que siempre tuvieron mucha convocatoria pero que los medios ninguneaban hasta que la profundización de la crisis económica hizo evidente el crecimiento de sectores pauperizados por el crecimiento vergonzoso del desempleo.

Cómo apropiarse de los símbolos
Sabemos que los dirigentes de Cambiemos no son de clases populares y que la música tropical no es "su" música. Pero sí sabemos que este tipo de música ingresó a la escucha de las clases medias y altas a través de las fiestas y algunas discotecas en la misma década del 90, creo yo como una forma de asimilar lo que los medios estaban mostrando como novedad. En el lujoso barrio de Recoleta llegó a abrir una bailanta (lugar bailable con música estilo cumbia). Comenzó a formar parte de los festejos y del entretenimiento de las clases más adineradas quitándole todo el trasfondo de la cultura de la que proviene esta música.


Entiendo que lo preocupante de este fenómeno es el revestimiento de nuevas lecturas de símbolos culturales como la música que son la expresión de la vida y las circunstancias que los generan. En este caso, pasteurizando y licuando la memoria popular y dejando solo el festejo, se deja de lado la capa de significados de las clases pobres, de sus vivencias, de sus necesidades, de sus luchas, de su lectura del mundo. 
Puede ser exagerado, pero mi temor es que este hecho,(¿inocente?) sea una muestra de cómo va a leer este gobierno la vida de nuestra Argentina. Si su lectura de clase social les  impide ver la forma en que afrontan su realidad las clases más débiles, las medidas que tomen no los van a tener en cuenta. Si quiere "que todos estemos mejor" deberán recordar que Todos incluye a todos y no a los que ya están en una posicion aventajada en nuestra sociedad. Recordar que muchas veces favorecer a unos implica no favorecer a otros porque la riqueza no es infinita, hoy menos que menos.

Quiera Dios que este no sea nuestro futuro y que sepan ver que se gobierna para todos. Que sepan acercarse a los otros que leen diferente la realidad para tener otras versiones de la vida. Y si no, que la Patria (y algún juez, por qué no) se los demande.

El Chavo del 8 no es un buen ejemplo

El fin de semana último, el mundo despidió a Chespirito, un gran comediante y creador de inolvidables personajes que marcaron a tres generaciones, como mínimo.
Verdad es que crecí viendo a los personajes de Gómez Bolaños, con sus nombres graciosos (siempre con "CH") y que guardo en mi memoria diálogos y episodios enteros de sus programas. Es una marca de mi generación
Pero visto desde lejos, será necesario poner una mirada más cuidadosa en lo que hemos estado deglutiendo desde niños de manera impensada.

Problemas con el Chavo del 8

Quizás sea por la evolución de las luchas sociales, hoy no sería posible tener en televisión algunos gestos o palabras que libremente se usaban en estos programas. Y gracias a Dios que esto sea así.

Discriminación
Para comenzar, debemos tener en cuenta las diversas formas de discriminación que se presentan.
Encontramos que los obesos son burlados por su sobrepeso y que deben llevar el estigma de las palabras hirientes que todo el tiempo reciben.
La edad, las características físicas o la pobreza fueron objetos de burla una y otra vez en los capítulos de todos los años que se emitió el programa y que los demás países no tuvimos problemas en repetir.

Violencia doméstica
En segundo lugar tenemos el tema de la violencia. Los golpes han sido desde siempre formas de humor que se han tomado como naturales. Y no sería tanto un problema si se tratara de maltrato entre iguales (aunque no estoy de acuerdo con esto tampoco), pero aquí se agrava por el  hecho de que hay adultos maltratando físicamente a niños. Don Ramón, una y otra vez, castiga a el Chavo, a Quico y a su hija la Chilindrina.
No está bien que se ponga un acto de violencia como elemento de risa, por más que estén sobregrabadas en el programa. No está bien que nos acostumbremos desde niños a ver la violencia como una forma de trato "natural".

Pobreza
Por último tenemos el tema de las diferencias sociales y la pobreza.
Por razones que desconozco, se eligió una "vecindad" como escenario cotidiano del programa. En Argentina llamaríamos a esta estructura de vivienda "conventillo" o "villa", formas habitacionales que podemos ver en América Latina con características comunes. Quizás de allí la fácil identificación.
Lo cierto es que esta forma de vida deriva de una estructura social que obliga a las clases pobres organizarse en espacios pequeños y habitarlos de más o menos precaria, dependiendo la situación. En algunos lugares, los asentamientos son desarrollados en espacios tomados de manera ilegal, en una ocupación de hecho.
Nunca se plantea el hecho de las causas de la pobreza. No se habla de qué pasa con la riqueza de los países. Los personajes son concientes de falta de recursos pero se contentan cuando pueden comer una "torta de jamón".
El Señor Barriga, que puede ser gordo porque accede a más alimentos, viene con su maletín a cobrar la renta. No se le conoce otra ocupación que la de ser el capitalista que vive de los alquileres de los pobres. Su maletín es el símbolo del dinero y del trabajo más rentable. No es trabajo con las manos, de obrero, de oficio. 
Y tenemos, como ejemplo a Don Ramón, que es símbolo de la pobreza pícara. Este personaje no tiene recursos y se las arregla para seguir viviendo sin pagar. Pero Don Ramón aparece como culpable de su pobreza, porque no quiere trabajar, porque los despiertan "a las 10 de la madrugada", como una ver dijo.
¿Los pobres son culpables de su pobreza?

Cierre
En fin, sé que puede sonar agrio o molesto lo que escribo. Que le doy demasiadas vueltas a las cosas y que estoy exagerando. 
Solo quiero poner una mirada desde otro lugar porque así he aprendido a observar a los medios de comunicación. Espero agregar una pequeña cuota a la mirada sobre los medios y sobre nosotros mismos.

Primer mapa argentino de redes sociales

Encontré esta información que me pareció importante compartir. Como usuario de redes sociales estamos entregando muchos datos personales a empresas en internet a cambio de usar sus servicios de redes sociales. Hasta dónde nos perjudica o no es muy difícil de saber, pero se están dando pasos concretos a este respecto.

La Dirección Nacional de Protección de Datos Personales (PDP) realizó el primer Mapa Argentino de las Redes Sociales. A partir de la cantidad de usuarios, se trazaron las fronteras internas, para conocer con mayor profundidad el fenómeno que atraviesa toda la sociedad. 

¿Cuáles son las redes sociales más populares en Argentina?


El mapa surgió a partir del relevamiento que se hace sobre el uso de las redes sociales. "Necesitamos saber qué se usa y cómo, tanto en el caso de los menores como en de los adultos”, explicó González Allonca, director de la PDP. “Argentina es uno de los países que más usuarios tiene a nivel mundial y hay que generar conciencia. Hay que estar atentos para defender los datos. Una vez que se publica algo en la web, eso ya queda. Hay que estar atentos a lo que se publica”, agregó González Allonca.
(Es llamativo, nuevamente, que un país que no está a la vanguardia tecnológica ni económica sí lo está en este área. Cabría preguntarse por qué los argentinos consumimos tanto de medios de comunicación.)


“Muchas veces no hay conciencia del uso y se tiene un perfil de Facebook completamente abierto o se comparten datos innecesarios como dirección, número de documentos, etc. O en el caso de los chicos que se van un mes de vacaciones, por ejemplo. Y son esas cosas las que no hay que hacer, porque compartiéndolos se exponen a un riesgo muy importante. Por eso hacemos un esfuerzo muy fuerte en materia de concientización”, agregó.

El dato más sobresaliente de los relevamientos que se hicieron tiene que ver con que junto a Facebook o Twitter- las redes más populares con 16.087.000 usuarios y 4.253.680- existen en el país otras redes sociales como: Taringa! (8.850.000 usuarios) Linkedin, Tumblr, Slideshare y Ask.Fm.

(Aquí hay que acotar algo. El uso de Taringa! es llamativo porque si bien es argentino, es una red que permite acceder a mucha información, links, descargas que han sido objeto de disputas legales por violación del Copyright. ¿Será que los argentinos hacemos caso omiso a estas leyes para conseguir lo que queremos? También habría que revisar la situación de los precios y monopolios de los bienes culturales)

Para proteger los datos personales

La PDP continuará con la línea de trabajo de concientizar acerca de la protección de los datos personales, en todas las redes sociales que surgen del estudio realizado. Cada una de ellas tiene permisos y configuraciones de privacidad diferentes, que necesitan ser tenidos en cuenta para proteger la privacidad y derechos de los usuarios.

“Es necesario saber desde dónde se opera para poder contrarrestar estos riesgos: control y aplicación de la ley, concientización sobre todo encuentros de desarrollos de cuestiones críticas y reflexivas con respecto a estos servicios. Nos brindan oportunidades como acceso a la información y contacto, pero los riesgos hay que saber gestionarlos y ahí interviene el Estado, que no le suelta la mano a los ciudadanos”, concluyó González Allonca. 


Fuente: infojusnoticias.gov.ar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...