Por qué decimos Feliz Navidad

Hay frases que, de repetirlas, se nos naturalizan, es decir forman parte de nuestro organismo mental y se niegan a ser revisadas.Es un buen ejercicio, de tanto en tanto, examinar nuestras palabras y los sentidos que encierran. Porque, aunque a veces lo parezca "esto no es una pipa".
En estos tiempos de fin de año, cansados ya de todo el recorrido de trabajo, estudio, etc., nos colocamos en situación de balance, respiro, empezar de nuevo, aprovechando el paréntesis que se produce por las fiestas de Navidad y Año Nuevo.. Se escucha aquí y allá eso de "felices fiestas" o de "feliz Navidad".
¿Por qué "Feliz"? ¿Por qué encierra una expresión de deseo cuando es una fecha de recordar?
¿Por qué "felices"? Será que asumimos las dos fechas, junto con año nuevo, como una. Lo cierto es que muchas veces en las casas las dos celebraciones son idénticas. Igualar las dos fiestas significa despojar a la primera de su sentido original.

Qué significa Navidad
Sabemos que Navidad proviene de Natividad, es decir, nacimiento, y en este caso, el de Jesucristo.
Resulta curioso cómo ha persistido en el tiempo la celebración a pesar de que nuestras sociedades ha olvidado al personaje principal, el sentido y las consecuencias del acontecimiento que se recuerda.
El cine, por ejemplo, desarrolló un mito navideño cargado de buena voluntad (el "espìritu navideño") y ha puesto en el centro a Papá Noel (o Santa Claus) y el árbol, el trineo y los renos, la nieve... ¡y los regalos! Siempre recuerdo el día en que les regalé a mis hijos la película "El Expreso Polar" y la decepción que me llevé al ver que una historia de Navidad no tenía nada de La Navidad

Pero, detengámonos un momento. El acontecimiento que da origen a esta fiesta es el nacimiento en una región muy pobre, dentro de una familia pobre, trabajadora, de un niño. Las circunstancias del nacimiento fueron muy difíciles. Un país sojuzgado por la dominación imperial romana, condiciones de vida muy duras, expectativa de vida muy bajas. Una madre adolescente, soltera, que habrá despertado más de algún comentario en la familia o el pueblo.
Sin embargo, en ese nacimiento se escuchó de los cielos una canción que hablaba de la gloria de Dios, pero también de la buena disposición de ese Dios para con nosotros. Una nueva oportunidad, una puerta que se abre para la esperanza.
Para muchos que creen que ya no hay fuerzas, ni esperanza de cambio o de perdón, hay una noticia de parte del mismo Dios que viene a traer todo esto para los que quieran creerle.
Un evento de esperanza en la necesidad, se ha convertido en un tiempo para el consumismo y la propia satisfacción. El significado de entrega, de sacrificio, de ofrenda se cambió por el de recibir, llenar el estómago.

No festejes Navidad
El sentido de navidad tiene que ver con dar, con darse. 
En caso de no querer, te propongo que el 24 de diciembre hagas fiesta pero que no digas "feliz navidad", que celebres la amistad, pero no Navidad.
No festejes Navidad si vas a concentrarte en el consumo y en acumular bienes.
No festejes Navidad si el centro de tu vida es tu propio yo y tus deseos.
No festejes Navidad si el propósito es encontrate con la familia o amigos.
No festejes Navidad si estás esperando la noche para un tiempo de desenfreno.

Propongo que los que sabemos qué es Navidad, celebremos la fecha en consonancia con el significado de la misma pero sin sumarnos a la vorágine comercial consumista y hedonista de nuestra cultura y nuestro tiempo. Que nos sumemos al mismo Jesús que viene a decirnos a todos los hombres que hay esperanza, que se puede comenzar de nuevo. Que Dios está interesado en nosotros y que viene a ser como uno de nosotros (y de los más pobres) para estar cerca nuestro y sentir lo que sentimos.

Una invitación
Te sugiero que hagas un momento especial en la noche del 24 para leer la historia del nacimiento de Aquél que vino a estar cerca de nuestros corazones, que nos trajo buenas noticias de que Dios está entre nosotros para darnos una nuevo oportunidad de vida.
Que recordemos y conozcamos a Aquél que dijo "Yo he venido para dar vida y para darla en abundancia".
Que Dios te bendiga y tengas una buena Navidad.

Entrada relacionada con Navidad:


3 comentarios:

prueba dijo...

Hace mucho que no leía tu Blog. Realmente siempre me encuentro con post maravillosos y geniales. Te envidio, sanamente si es que eso existe, por tener la facilidad de la escritura.

Abrazo!
Me doy el lujo de desearte una Feliz navidad. como digo en casa, sin arbolito.

Manujas

Anónimo dijo...

Gracias por una reflexión tan cierta y que nos anima a meditar y cambiar paradigmas. En definitiva todos esos bellos cuadros que se incorporaron tradicionalmente en nuestras mentes, no pueden reemplazar un sentimiento de adoración a Dios, porque en aquel momento, se estaba produciendo la mayor humillación del universo y de la eternidad, dando comienzo a nuestra salvación (Palabra fiel y digna de ser recibida de todos, que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores). Y porque el mismo Dios, se desestimaba a Si mismo no aferrándose a Su condición de Dios, sino que se despojaba, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres !!!
Roberto Wright

patricia graziosi dijo...

Darío, es muy oportuna tu reflexión .Como cristianos debemos tener en claro el significado profundo de la Navidad y el propósito de Dios de enviar a su Hijo.
bendiciones y dejemos que el Señor obre en nuestra vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...