Nuevas Tecnologías en la escuela

En los últimos dos años se ha vuelto un tema recurrente en la educación, el de la inclusión de las tecnologías de la información y la comunicación (tic) en las escuelas. El año 2009 fue el año de la inauguración de programas de inclusión tecnológica con la entrega de notebooks en forma gratuita para alumnos, como el caso de Uruguay y su Plan Ceibal. El concepto es el siguiente: Los cambios tecnológicos están transformando al mundo y la escuela no puede quedarse afuera de estos cambios ya que es el dispositivo social, la institución, encargada de formar a las nuevas generaciones de ciudadanos para el desarrollo del país, de la cultura, de la economía.

La galaxia Gutenberg


Tenemos como caso precedente la invención de la imprenta. La revolución resultante de esta tecnología fue el mundo moderno que conocemos. El "hombre tipográfico" (en palabras del genial Marshall McLuchan) es el hombre que accede al conocimiento de manera secuencial, que almacena mucho conocimiento, que da predominio al sentido de la vista, disminuyendo la importancia de la audición Se pasa de la magia de la audición al mundo racional y neutro de la visión. La opción con la aparición de la imprenta era la de adaptarse o perecer. Y de hecho, los sectores que no tomaron esta tecnología fueron desplazadas por nuevos sectores que se apropiaron de los nuevos descubrimientos y herramientas para darle forma a su nuevo mundo. El conocimiento tomó otros rumbos y el poder se trasladó a quienes manejan la nueva información.

La nueva revolución

Hoy estamos viviendo una revolución comparable con la del siglo XV, con la irrupción de las tecnologías digitales, con el crecimiento vertiginoso de las redes informáticas. Por lo tanto, asistimos una nueva etapa de transformación de las formas culturales humanas, y también a una nueva distribución del poder.
En cuanto a la escuela, ésta se ve en la posición de adquirir las potencialidades del nuevo orden o quedar fuera del sistema. Ya se han alzado voces diciendo que las nuevas generaciones han adoptado la matriz hipertextual como manera de aprehender el mundo. La lectura no secuencial del mundo, los lenguajes globalizados, forman parte de la cotidianeidad de la generación digital. Las consecuencias en los jóvenes no son menores. El tiempo de capacidad de atención disminuye en busca de la alternancia de mensajes diferentes. El texto escrito resulta más cansador por lo que se prefiere el acceso al conocimiento por medio de las imágenes o de dispositivos multimediales. La relación con los otros comienza a ser virtual, reemplazando al acercamiento corporal (aunque no lo sustituye). Ha nacido el "HOMO VIDENS" del que habla Giovanni Sartori. La acción del símbolo, de la palabra escrita es profunda, actuante, creativa; pero es reemplazada por la imagen, que no necesita de reconversión simbólica, que está deglutida. El Hombre que sabe se ha convertido en el Hombre que ve.

Preguntas y una propuesta

La pregunta que resulta es si la escuela debe adoptar estas tecnologías para "aggiornarse" y lograr resultados en los alumnos. Se trata de cómo lograr que los alumnos prendan. Aprendan a pensar, a resolver problemas, a sumar datos también.
La realidad a la que nos enfrentamos es que los cambios se han realizado ya, aun sin la anuencia de la institución escolar. NO HAY RETORNO. Por tanto, será necesario agregar los usos que ya se han instituido. Las compete
ncias en los menesteres informáticos son ineludibles. Y los docentes, mal que les pese, deberán incorporar estos saberes como han tenido que hacerlo durante toda la historia, en la medida en la que el mundo fue transformándose.
Es una buena medida que haya planes que incluyan a los niños de escasos recursos en el reparto de notebooks en las escuelas. Es una manera de reducir la brecha digital (ver situación actual de la brecha). Al menos se despega el acceso a la información del acceso al dinero.
Pero, ¿no será también cierto que la escuela es el lugar donde los alumnos se enfrentan a situaciones nuevas, a saberes diferentes? La escuela puede ser el espacio en cual integrar diversos sistemas de apropiación del mundo. El lugar del esfuerzo frente a un texto aun no puede reemplazarse por miles de imágenes. El razonamiento pautado y metódico no puede hacerse saltando de un tema a otro sin control.
El aula puede ser vista como un lugar, un refugio, que tiene alternativas a la invasión, a veces violenta, de los medios de comunicación a todos los ámbitos de la vida. Un lugar para serenarse y acercarse a mundos nuevos de los que nos privan las tecnologías de la información. No debe temerse el cambio que se ha producido ni debe desecharse la cultura que nos ha formado.
Es posible que la meta sea apuntar a un equilibrio que sostenga y desarrolle la cultura tipográfica que dio lugar a nuestra cultura y la integración de las nuevas maneras de conocer, de crear un nuevo mundo.

Para finalizar te dejo un video muy divertido que nos puede hacer reflexionar sobre nuestra posición ante las nuevas tecnologías.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Darío ,gracias por compartir con nosotros la cultura,propuestas y novedades del mundo que nos rodea.A mí particularmente mas que rodearme siento que me corre y me abruma con tanta información y tegnología ,soy una tortuga en medio de liebres!Considero que es muy bueno la implementación de las compu en las escuelas,que las maestras deberían tener capacitaciíon no sólo por la tegnologia,sino para poder acercarse a la realidad de los chicos.Pero es cierto que tambin se corre el riesgo de perder objetivos ,porque es inútil que el niño conozca por internet los manjares si tiene que juntar de la basura para comer.Tiene que ser un elemento más no solo de información sino de educación como una herramienta para superarse.A mi me cuesta estrar el el mundo tecnológico pero es inevitable y necesario
Andrea

Valeria dijo...

¡Qué cierto es lo que decís! Cuánta necesidad tenemos, los profesores, de actualizarnos e incluir en nuestras clases nuevos elementos para enseñar. Cuán necesario sería modificar ciertas cosas para hacer la clase más dinámica, pero sin perder la esencia del enseñar y el aprender.
Por otro lado, los chicos deben comprender la importancia del manejo de elementos que no son cotidianos para ellos, como un libro. Debemos mantenernos firmes en transmitir que, sin esfuerzo, es poco probable que se logren los objetivos. Leer, tomarnos un tiempo para inspeccionar el texto, pelearnos con él, llegar a su esencia, es tarea poco sencilla, pero maravillosa... ¿Logramos que nuestros alumnos lo experimenten?
El lector, de ninguna manera es un mero receptor, también es un co-autor porque sin él la obra quedaría inconclusa. En el acto de leer, el lector se anticipa, vuelve sobre lo leído, repone informaciones no dichas, confirma o descarta sus suposiciones, establece relaciones… En pocas palabras, trabaja con el texto y en el texto
Pero, ¿Todas estas posibilidades nos da un texto? Sí!!!
Cada lector resignifica el texto, es decir, le da un sentido diferente, y sólo lo puede hacer a partir de competencias que ha adquirido en su relación con él.
Queda preguntarnos si nosotros, los profes, combinamos las nuevas tecnologías y posibilidades que están a la alcance de nuestros alumnos con las que queremos que incorporen como por ejemplo, la relación con un texto.
Como se muestra en el video, el libro no es una computadora, no se maneja mecánicamente con un mouse, ni posee links que nos llevan de una página a la otra…. porque si así fuera, definitivamente, dejaría de ser LIBRO…
Valeria C.

Manuel Sánchez Acero dijo...

Tienes un blog muy interesante, Darío.

Muchas gracias por enlazar con mi blog a la brecha digital ;)

Adjunto tu blog en mi blogroll.

Un saludo desde Madrid!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...