Haiti después del terremoto

Quiero compartir la información que llega directamente desde Haití a la congregación a la que pertenezco.
Los medios ya hablan poco de este país, el más pobre de América, y de las tragedias que viven desde siempre. Reproduzco el comunicado que recibí.

Noticias desde Haití
Queremos compartirles noticias sobre nuestra iglesia y el trabajo de nuestros misioneros en Haití.

Es muy difícil la situación en general y cada día siguen habiendo temblores, que no permiten traer tranquilidad.

El alimento y el agua son las mayores dificultades que tienen para conseguirlas.

Deben salir de Puerto Príncipe para comprarlos en Croix de Busquets. La ayuda internacional no ha

llegado todavía a esta zona de Puerto Príncipe.

Las iglesias cercanas a la nuestra se han derrumbado y sus miembros han quedado sin asistencia espiritual. La gran mayoría de las familias no tienen trabajo y están sin recursos económicos para subsistir.

Un grupo de pastores de República Dominicana nos informaron que llevaron alimentos y agua en varios vehículos para ayudar a las iglesias, y, al llegar, fueron interceptados por el gobierno y derivados a otros lugares. La manera más segura para ayudar es girando la ofrenda, a través del banco, en forma directa.

Cada semana estamos ayudando con alimentos y agua, acompañando a las familias en la parte espiritual y material.


Carta enviada por nuestros misioneros en Haití el día 26 de marzo.

Pastor Daniel:
La situación es de verdad crítica en Haití. Antes del terremoto éramos un país pobre con una tasa de desempleo de alrededor del 70%, ahora después del 12 de enero, la mayoría de plantas industriales de transformación de materias primas en productos terminados o semielaborados reducen el número de los empleados o cierran sus puertas. Los almacenes o las casas comerciales casi no existen en el centro de la ciudad. El pequeño comerciante informal hace frente a los bandidos sin la seguridad de la Policía.
La base salarial del país era sus fábricas. La gente huye de la Capital, y va a las ciudades de las
provincias, por no encontrar nada para comer y hacer. Y la gente de la Capital está viviendo bajo el socorro de las Organizaciones Internacionales que administran muy mal la distribución de las ayudas.
El pueblo haitiano pasó a ser, de día en día, dependiente de las ayudas.

No soy un experto, pero pienso que es la hora de transformar las ayudas en medios de creación de fuentes de trabajo, para que el pueblo pueda sobrevivir de manera digna e independiente. La pregunta es si en verdad la Comunidad Internacional desea que salgamos de esta situación gravísima. Probablemente para ellos es más ventajoso y más rentable que no salgamos.
Todo el mundo habla del plan de reconstrucción, pero después de más de dos meses todavía no
funcionan las actividades escolares en Port au Prince. Lo peor es que la mayoría de los hermanos cristianos quienes tenían sus casas, trabajo, la familia estable, medios de vivir dignos; hoy están sumidos en la desesperación para poder vivir.
Muchos hermanos cristianos se hunden en la locura. Hay un pastor que tenía una asamblea y un
centro escolar muy cerca de la Iglesia del pastor Eliseo en el centro de la ciudad, también se ha hundido en la locura. Es un caso conocido entre tantos otros casos. Otros se suicidan después de haber sido privados de un miembro de su cuerpo, pie, un brazo o un ojo.
Hay muchos más huérfanos que antes. Cada día en la radio se escucha la voz de los niños que
reclaman con súplica a una familia la adopción, con el fin de sobrevivir.
Se imagina la situación en el cual vive el pueblo haitiano. Así puede ver que cuando le decimos que los hermanos dan prueba de su gran gratitud hacia ustedes por la posibilidad de encontrar gratuitamentey sin condiciones la comida para 2 ó 3 días de la semana, según el número de personas que forman lafamilia. ¿Pueden evaluar la contribución de la Iglesia de EL Palomar en la vida de sus hermanos? Es considerablemente grande.

Pastor gracias a todos los hermanos de la Iglesia de El Palomar que nos soportan en este tiempo tan difícil.
Los amamos. Un fuerte abrazo. Israel

Queremos agradecer a las iglesias y a Personas que se han sumado a contribuir en este momento tan difícil para el pueblo haitiano.
Pastor Daniel Petrini

Fotos de Hatí y para colaborar con tu ayuda, hacer Click www.misionep.com.ar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...